TRADUCTOR ALEMÁN

El idioma alemán es una lengua indoeuropea que pertenece al grupo de las lenguas germánicas occidentales y es la que más hablantes nativos tiene en la Unión Europea, superando los 130 millones a nivel mundial.

Podríamos decir que el rasgo más característico de la escritura del alemán es el carácter ß, llamado Eszett o scharfes S («s picante» o «afilada»). Esta grafía, que nada tiene que ver con la beta griega, se introdujo en la época de la mecanografía, pero el carácter era en un principio una s (Es) larga (S larga) y z (Zett) minúscula con lazo descendente, según las convenciones de la caligrafía de la época. En Suiza no se utiliza y es sustituido por ss.

En alemán también es típico transcribir usando la letra k en palabras que en su origen eran escritas con c, sobre todo préstamos del latín.

Tiene una estructura rígida y posicional, por ejemplo el verbo siempre va en segundo lugar dentro de la oración y el sujeto debe ir en primer lugar o detrás del verbo. Y es imprescindible aprender con cada palabra su género y su forma de plural, aunque existen reglas que ayudan a determinarlos.

Se lee como se escribe, aunque sus sonidos o fonemas no sean totalmente iguales a los españoles.

Otra característica es la adicción de palabras que pueden resultar en composiciones extensas:
DONAUDAMPFSCHIFFFAHRTSELEKTRIZITÄTENHAUPTBETRIEBSWERKBAUUNTERBEAMTENGESELLSCHAFT
(Sociedad de funcionarios subordinados de la construcción de la fábrica principal de la electricidad para la navegación de barcos de vapor en el Danubio)