El coste de una mala traducción de tu tienda online

El coste de una mala traducción de tu tienda online - Juridiomas

Las tiendas online abren la puerta a la venta de productos o servicios en el mercado internacional. La eliminación de barreras geográficas permite ampliar el ratio de clientes actuales y potenciales, lo que se traduce en un mayor beneficio para el propietario del negocio.

Por tanto, si quieres expandir tu e-commerce y llegar a nuevos consumidores es vital traducir tu página web. No obstante, es fundamental cuidar las traducciones de los contenidos de tu tienda online, ya que una mala traducción puede perjudicar gravemente la imagen percibida y generar desconfianza en tus clientes.

Pero esto no es todo, el lenguaje utilizado en una web determina el posicionamiento en los motores de búsqueda. Los algoritmos de Google son los encargados de rastrear el contenido en función de la calidad sintáctica y ortográfica. Así pues, contar con una traducción profesional y correcta, no solo repercute en la percepción del usuario, sino que además ayuda a que tu tienda online sea más visible en internet, gracias a mejorar su puesto dentro de los buscadores.

Razones para traducir una tienda online

Como decíamos, no faltan razones para traducir tu tienda online. A continuación, te mostramos las ventajas más relevantes:

  • Diferenciación de la competencia: no todos los e-commerce están preparados para comercializar sus productos en otros idiomas. Por eso, traducir tu tienda online es una auténtica ventaja competitiva frente al resto.
  • Aumento de las ventas: si la información de tu negocio está disponible en varios idiomas, son más las personas que pueden interesarse por tus productos o servicios.
  • Fiabilidad: el escaparate de una tienda online es su página web. Por ello, contar con una traducción cuidada brinda mayor fiabilidad al cliente potencial. Como es lógico, nadie quiere introducir sus datos personales o hacer un desembolso en una web que no parezca segura.
  • Visibilidad online: la mayoría de usuarios que quieren hacer una compra en internet buscan en su idioma materno. Así pues, si el contenido no está traducido es imposible que estos clientes te encuentren y repercutirá de manera negativa en el SEO.

Consejos para traducción de tiendas online

Cualquier traducción no vale. Muchos se confunden al pensar que únicamente necesitan a Google Translate para llegar a clientes extranjeros. Nada más lejos de la realidad. Para aumentar el número de visitas es fundamental que la traducción cumpla unos estándares de calidad y por esta razón hay que evitar los siguientes errores:

  • Traductores automáticos: sin lugar a dudas, es la equivocación más cometida. Estas plataformas tienen grandes limitaciones, ya que no son capaces de interpretar adecuadamente el contenido de la lengua de origen. Por eso, es mejor trabajar con profesionales que saben adaptar de manera correcta el tono, el estilo y la gramática.
  • Traducciones ya publicadas: en ocasiones los catálogos de los fabricantes cuentan con las descripciones de los productos en otros idiomas. Sin embargo, no se debe copiar estos textos, ya que, además de estar plagiando a otra empresa, Google penalizará la visibilidad de la tienda online debido al contenido duplicado.
  • Traductores low-cost: existen empresas dedicadas a la traducción de tiendas online que alardean de contar con tarifas más bajas. Habitualmente, estos trabajos son llevados a cabo por traductores que no dominan debidamente el idioma, tienen poca experiencia o incluso emplean traductores automáticos. De ahí que el resultado no suela ser nada bueno.

Además, para sacarle el máximo partido a la traducción de tu tienda online existen una serie de recomendaciones:

  • Revisar los textos en el idioma original: si los textos no están actualizados ni enfocados a la venta, las traducciones contarán con los mismos problemas.
  • Adapta los mensajes al idioma de destino: piensa en cómo el usuario extranjero va a hacer la búsqueda y elabora textos orientados a él.
  • Presta atención a todos los detalles: aparte de la descripción de los productos y/o servicios y las diferentes secciones de la web, no puedes olvidarte de los mensajes de confirmación de pedido, newsletter, nuevas promociones, etc.

En definitiva, traducir una tienda online no es una tarea sencilla. Por eso, es vital contratar a traductores plenamente cualificados. En Juridiomas somos una agencia formada por profesionales que cuentan con las facultades y experiencia necesaria para transmitir con naturalidad en otro idioma lo que se plasma en un texto. Contacta con nosotros y derriba las fronteras de tu negocio.

Publicado el 23 de diciembre de 2021 por Juridiomas en:
Etiquetas:
Categorías: BLOG, BLOG2