Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

OK Más información

Razones para no fiarte de un traductor automático

Razones para no fiarte de un traductor automático - Juridiomas

La tentación de ahorrar costes y tiempo utilizando alguno de los muchos traductores automáticos que se pueden encontrar en Internet puede convertirse en un quebradero de cabeza para ti y tu negocio.

Aunque este tipo de programa pueda resultar útil para ayudarte a entender un correo electrónico de vocabulario sencillo o algo puntual, te recomendamos evitarlos a toda costa a la hora de comunicarte con tus clientes, traducir tu página web, tus folletos o productos.

El traductor automático no reconoce el contexto de un documento, como sí lo hace un traductor “humano”, lo que podría ocasionar multitud de errores o contrasentidos.

Su utilización produce una gran pérdida de tiempo, tras haberlo traducido de forma automática, necesitarás de algún traductor profesional que lo vuelva a traducir.

Algunos de estos tipos de traductores utilizan el inglés como idioma puente entre otros dos. Por ejemplo, cuando traduce un texto del español al rumano, en vez de realizar una traducción directa entre ambos idiomas, primero traducirá del español al inglés y posteriormente del inglés al rumano. Este método aumenta de forma potencial el riesgo de errores.

En definitiva, contactar con un profesional para una traducción debe verse como una buena inversión para ti o tu empresa, y no como un coste adicional. No te arriesgues y contrata a profesionales como nosotros.

¡Haz la prueba tú mismo y verás qué de fallos cometen!

Contacta con nosotros
Compártelo en Redes Sociales!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Publicado el 23 de enero de 2017 por Juridiomas en:
Etiquetas:
Categorías: BLOG