Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

OK Más información

Que no te den gato por liebre !!

Que no te den gato por liebre !! - Juridiomas

Todos nos hemos quedado sorprendidos por el intérprete falso de lenguaje de signos que durante el servicio religioso en memoria de Nelson Mandela se hizo pasar por un profesional del mundo de la traducción. Uno se pregunta cómo puede pasar esto, ¿nadie pide referencias? ¿Nadie regula esta profesión?

En unos países más que en otros la profesión del traductor autónomo está regulada de mejor o peor forma. Obviamente, en el caso de Sudáfrica tienen que trabajar bastante en ello, pero en general hasta en España hay mucho desconocimiento sobre la importancia de una traducción de calidad.

Sin ir más lejos, a mitad de diciembre saltó a la luz la noticia de la mala traducción al inglés del libro para niños “Atlas ilustrado de la provincia de Málaga”, de 90 páginas, subvencionado por la Diputación de Málaga. Nadie se había cuestionado la validez de la versión inglesa, hasta que por casualidad un ciudadano danés, residente en la provincia, compró este libro para sus hijos y empezó a encontrar errores tras errores y dio la voz de alarma.

Se conoce el nombre del traductor, que lejos de tener estudios de traducción, dispone del certificado Advanced de Cambridge. Ya no sabremos si por ignorancia o por “abaratamiento de costes” quienes encargaron esta traducción a este traductor pensaron que ese nivel ya era suficientemente válido y que nadie tenía que revisar el trabajo final.

Por nombrar otro caso de irregularidad, en 2010 fueron detenidos varios inmigrantes que conservaban folios y folios en blanco con la firma y sello de otro marroquí que sí eran traductor jurado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Éste cobraba su parte desde su residencia en el extranjero, mientras que sus compañeros sin experiencia alguna se dedicaban a emitir traducciones juradas con su nombre. Estas traducciones las cobraban a bastante menos de lo normal, pero parece que a sus clientes poco les extrañaba esto. Un caso realmente difícil de destapar, pero que fue descubierto.

Moraleja, “a veces lo barato sale caro” y cuidado, “que no te den gato por liebre”.

 

Compártelo en Redes Sociales!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Publicado el 26 de diciembre de 2013 por Juridiomas en:
Etiquetas: , ,
Categorías: BLOG