Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

OK Más información

Los negocios, los idiomas y la traducción… ¿Un trío perfecto?

Los negocios, los idiomas y la traducción… ¿Un trío perfecto? - Juridiomas

En un mundo tan globalizado como el nuestro, las relaciones personales y los negocios superan las barreras geográficas. Las culturas se mezclan y convergen en una sociedad donde las tecnologías nos facilitan una comunicación fluida y sin complicaciones. Como consecuencia, dominar distintos idiomas parece ser hoy en día un requisito indispensable para cualquier persona.

Entre los idiomas más hablados en todo el mundo destaca el inglés debido a su relevancia internacional. Su repercusión en muchos campos de la vida actual es evidente, y consumir contenido directamente en dicho idioma, incluso sin ser el materno, es cada vez más frecuente. Además, su uso en el campo del comercio internacional y los negocios se ha consolidado con el paso de los años. Como consecuencia, numerosos términos ingleses se han incorporado al argot cotidiano y a distintos idiomas.

Sin embargo, ya no basta con conocer esta lengua. Cada vez es mayor el número de empresas que buscan abrir sus puertas a mercados donde es preciso conocer otras. Entre ellas, podemos destacar el chino mandarín, pues se encuentra en la primera posición en cuanto a número de hablantes. Aunque el inglés siga siendo un idioma universal, más de una quinta parte de la población mundial lo habla. Por ello, no es extraño que las compañías internacionales muestren un verdadero interés en personas que lo manejen cuando pretenden mantener contacto con Asia o, más concretamente, con China, siendo el país de la industria y la tecnología por excelencia. Este país cuenta con un gigantesco mercado interno al que recurren las compañías de todo el mundo por diferentes motivos, pudiendo destacar el abaratamiento de costes. Ahora bien, este idioma es muy complicado. Sobre todo, para aquellos que nunca han tenido contacto con él.

Por su parte, el español es un idioma clave también para las relaciones internacionales, pues el número de hispanohablantes en todo el mundo es muy elevado. Junto con el portugués, idioma clave en países en extensión como Brasil, es uno de los motores de muchas comunidades y países, siendo imprescindible en muchos de ellos.

Asimismo, el árabe no se queda atrás como idioma en el mundo de los negocios. El potencial de los países árabes y africanos ha sido reconocido ya en varias ocasiones. Disponen de multitud de recursos que muchas compañías del resto del mundo desean. Por tanto, cada vez es más frecuente que las empresas apuesten por personas que conozcan este idioma si tienen miras de mantener relaciones de carácter internacional con países donde esta lengua sea la predominante.

Ahora bien, la tarea de aprender un idioma no es sencilla. Las distintas estructuras lingüísticas, las letras y los símbolos, las expresiones propias, la amplia lista de vocabulario polisémico y la falta de tiempo pueden ser algunos obstáculos para su aprendizaje. Es aquí donde entra en juego el papel del traductor. Este no se encarga solamente de traducir las palabras que conforman un texto. El profesional de la traducción también se encarga de llevar a cabo una interpretación de los mensajes con el objeto de que otras personas puedan trasmitirlos y comunicarse en los distintos ámbitos de su vida.

En Juridiomas te ofrecemos la posibilidad de contar con un equipo de traductores profesionales que pueden ayudarte a superar las trabas que supone no manejar una lengua. Sea el ámbito que sea, y sin importar donde te encuentres, pues te haremos llegar tus traducciones al lugar que desees.

No renuncies a abrir negocios en el extranjero por culpa de no conocer un idioma o por miedo a no entenderte con otras personas. Ponte en contacto con nosotros y te brindaremos la solución a tus problemas.

Compártelo en Redes Sociales!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Publicado el 24 de marzo de 2017 por Juridiomas en:
Etiquetas:
Categorías: BLOG