Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

OK Más información

¿Es confiable el traductor de Google?

¿Es confiable el traductor de Google?

Recurrir al traductor de Google se ha convertido en algo totalmente cotidiano. La mayoría lo hemos usado para resolver una duda sobre una palabra o una frase en un momento concreto. El resultado es una traducción literal y, a veces, un poco extraña. En muchos casos solo sirve para que te hagas una idea, pero con eso es suficiente.

El problema surge cuando se acude a este traductor automático para fines un poco más serios. En esas situaciones puede que te encuentres con grandes sorpresas… y con grandes errores. Por eso, desde Juridiomas te aconsejamos que tengas cuidado. Evitarás males mayores, porque no siempre es confiable el traductor de Google.

Los errores de interpretación del traductor de Google se han hecho muy famosos. El último, ocurrido esta misma semana, ha afectado a la nueva página oficial de turismo del Ayuntamiento de Santander.

Todo estaba preparado para su presentación por todo lo alto en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) de este año actualmente celebrándose. Y no ha podido estrenarse con mayor publicidad, aunque, en este caso, negativa. “Que hablen de ti, aunque sea mal”, como decía Oscar Wilde. Mejor no.

El ayuntamiento decidió usar el traductor de Google “de manera transitoria” para ahorrar costes. Y lo que consiguió fueron auténticos despropósitos y una publicidad bochornosa. Entre otras perlas el Centro Botín se convirtió en The Loot Center o Centro del Pillaje; mientras que el Casco Histórico se tradujo como Historic Helmet, un casco sí, pero para la cabeza. Solo hay que visitar la página web y ver la ridiculez de su resultado.

Además de tirarse piedras sobre su propio tejado esto ha suscitado la queja y descontento del sector de la traducción. No recurrir a personas para hacer trabajos de traducción es una ofensa y un desprecio para nuestro trabajo. Ponernos a la altura de una máquina que no razona ni entiende de culturas diversas es una vergüenza, pero visto lo visto, la jugada les ha salido mal.

Por eso, si lo que precisas es una traducción “de verdad”, para realizar o presentar para un trabajo o para ampliar las posibilidades de tu página web, piensa en un traductor. Solo él sabrá interpretar las expresiones hechas por sus equivalentes en el otro idioma y utilizará las palabras más adecuadas para ese contexto o sector.

Y no te asustes por el precio antes de tiempo. Primero llama o escribe y consulta. Estamos seguros de que te llevarás una sorpresa, pero positiva. En Juridiomas te haremos un presupuesto totalmente ajustado a tu encargo y asumible. Además, el dinero empleado en calidad nunca es un gasto, sino una inversión. Eso es seguro.

Compártelo en Redes Sociales!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Publicado el 19 de enero de 2018 por Juridiomas en:
Etiquetas:
Categorías: BLOG

Juridiomas