Al navegar por nuestro sitio, acepta nuestro uso de cookies. De acuerdo Leer más

Cómo logran los traductores profesionales ser más productivos

Cómo logran los traductores profesionales ser más productivos - Juridiomas

La productividad se define como una medida económica que calcula cuántos bienes y servicios se producen por cada factor utilizado (trabajador, capital, tiempo, etc.) durante un determinado período. Y esta definición, aparentemente aplicable al sector industrial, ¿se puede usar para calcular la productividad de un traductor profesional? Sin lugar a dudas, se puede y se debe calcular siempre. Aplicada a un traductor profesional la fórmula sería:

Productividad = Traducciones obtenidas / Tiempo

Ahora que ya sabemos cómo calcular la productividad, te contamos cómo logran los traductores profesionales ser más productivos.

 

6 consejos de un traductor profesional para ser más productivos

  • Descubre si eres un traductor “alondra” o “búho”

Si trabajas como freelance, sin horarios predeterminados, debes encontrar el momento del día o incluso de la noche más adecuado para trabajar. Los ritmos circadianos de cada persona difieren mucho, hay personas “alondra” que rinden mejor y son productivos por la mañana y otras “búho” que lo hacen por la tarde/noche. Esta puede ser la primera clave para aumentar tu productividad.

  • Huye de la procrastinación

Graba a fuego y aplícate el refrán: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Todos nos ponemos mil y una excusas para no realizar una determinada tarea. Si eres un traductor profesional, tu tiempo es tu herramienta de trabajo esencial y no debes caer en la tentación de darle largas a un trabajo porque te da pereza iniciarlo. La procrastinación te robará energía y dispersará tu atención consciente e inconscientemente.

  • Una traducción después de otra

A veces tenemos tanto trabajo en cola que nos agobiamos pensando en lo que nos falta. Céntrate en el presente, en la tarea que estás haciendo ahora, termínala y luego ya tendrás tiempo de pensar en la siguiente tarea.

  • Atento a los “ladrones de tiempo”

Es otra forma de procrastinar. ¿Cuánto tiempo perdemos mirando una y otra vez el WhatsApp? ¿E Instagram? A día de hoy hay múltiples y diversos “ladrones de tiempo” alrededor, en nuestras manos. No dejes que te roben tu bien más preciado: el tiempo.

  • Agrupar las tareas

Si agrupamos las tareas según sus características, por ejemplo, traducir juntas las traducciones de un mismo idioma antes de pasar a una lengua distinta, o seleccionar las tareas por tipo de documento, nos ayudará a concentrarnos mejor y a ganar en velocidad.

  • Crea tus plantillas

Muchos trabajos tienen siempre la misma estructura: certificados académicos, de nacimiento, facturas, etc. Si creas plantillas predefinidas para cada uno de este tipo de trabajos, ahorrarás mucho tiempo y esfuerzo.

Estos son solo algunos modos de aumentar la productividad, pero como en todo, cada uno tiene sus propios trucos y consejos. En Juridiomas, tenemos claro que nuestro mejor truco es la entrega con la que hacemos cada trabajo.

Publicado el 26 de enero de 2021 por Juridiomas en:
Etiquetas:
Categorías: BLOG